Si has llegado hasta acá seguramente sea por el hecho de que eres un jugador en línea o bien estás a puntito de transformarte en uno. Las apuestas de fútbol, los juegos de azar, los juegos de casino son juegos para pasárselo bien, para gozar.

¿Eres un buen jugador? Y por buen jugador no comprendemos el que tiene un enorme porcentaje de aciertos y unas ganancias elevadas, sino el buen jugador es el que juega de forma responsable, que se toma el juego on line como un entretenimiento más mas que es siendo consciente de sus riesgos.

Podemos acotar el juego on-line como una resolución informada y educada con el único objetivo de la diversion, o bien lo que es exactamente lo mismo, jugar por placer, sin procurar ganar la apuesta o bien la partida que nos solvente la vida.

Y en este sentido, las casas de apuestas o bien salas de juego en línea tienen un papel vital en el momento de prevenir un juego irresponsable que no dañará solo al jugador, asimismo afectará a sus familiares, amigos, a su trabajo, etcétera

El Juego Responsable consiste en la elección racional y prudente de las opciones de juego, que tenga presente la situación y circunstancias personales del jugador, impidiendo que el juego se pueda transformar en un inconveniente.

El Juego Responsable implica una resolución informada y educada por la parte de los usuarios con el único objetivo del entretenimiento, la distracción y en el que el valor de lo jugado no supera jamás lo que el individuo se puede permitir.

El Juego Responsable es una actividad recreativa y entretenimiento y jamás interfiere en las obligaciones sociales, profesionales o bien familiares.

Que significa ser un jugador responsable:

  • El jugador responsable juega para divertirse y entretenerse, no para conseguir dinero. Sabe que puede tener suerte y ganar, más que asimismo puede perder.
  • Jugar responsablemente significa tomar resoluciones basadas en hechos, sosteniendo el control sobre el tiempo y el dinero que desea gastar.
  • Jugando responsablemente, hace que la actividad del juego sea una experiencia agradable, amena, sin peligro de daño a sí mismo, familia y/o amigos.

Como jugar con responsabilidad:

  • Juega por diversión, no por dinero o bien para evadir inconvenientes.
  • No persigas o bien procures recobrar las pérdidas.
  • Juega para divertirte, goza al ganar más estima que asimismo puedes perder.
  • No solicites dinero prestado para jugar.
  • Juega solo el dinero que hayas decidido destinar a el entretenimiento. No uses jamás el dinero que destines frecuentemente a sus gastos fijos, como comida, transporte.
  • En tiempo de crisis sensible reduce el autocontrol: evita jugar en esos instantes.
  • No dejes que el juego afecte a tus relaciones con la familia y amigos.
  • Establece un límite de tiempo y de dinero para jugar.
  • El único juego medido es el juego entretenido.